lunes, 25 de mayo de 2015

Creación 8

La cocina del microrrelato: Plato 5.
Cocina libre.

Hacía relativamente poco que trabajaba en aquel palacio como cochero. Un día, mi amo me llamó. Me dirigía hacia su despacho cuando, de pronto, la vi. Era como un ángel recién caído del cielo. Con esa sonrisa perfecta, brillante como las perlas de su collar y esos ojos azules que poseían un fulgor especial. Me habían descrito su belleza pero no había comparación. Fue amor a primera vista. Pero también era un amor imposible, yo lo sabía. Pues la heredera de un imperio nunca se fijaría en un humilde lacayo como yo.

domingo, 10 de mayo de 2015

Creación 7

La cocina del microrrelato: Plato 4.
Ingredientes: amnesia, impertérrito, orquestar.

Aquella noche había ocurrido algo tan extraño que hizo que ella, impertérrita hasta la médula, saliese de esa casa corriendo y a la mañana siguiente sufriese una fuerte amnesia. Y nosotros, más curiosos que nunca, queríamos averiguar lo que había pasado y para ello, orquestamos un fabuloso plan. Tras indagar un poco, desciframos el misterio. ¡Todo era un montaje suyo para alejarse de nosotros!

martes, 5 de mayo de 2015

Creación 6

La cocina del microrrelato: Plato 3.
Ingredientes: marquesina, fanfarronear e incongruente.

Me encontraba resguardado de la lluvia en aquella marquesina. A mi lado, había una pareja discutiendo. Él gritaba. Ella lloraba. Él no paraba de fanfarronear cosas incongruentes, que si era mejor que ella, que si no le merecía, que si era una basura de persona… Entonces, ella dejó de llorar y bajo la atenta mirada de todas las personas que nos hallábamos allí, cogió su móvil y llamó al 016.

lunes, 4 de mayo de 2015

Tópicos literarios en la publicidad actual

En este anuncio de “Bifrutas” vemos representado el tópico de Carpe Diem.

                                     



Este anuncio de “Apple” se basa en el Locus Amoenus.


                              



Esta imagen refleja el tópico Descriptio puellae en un anuncio de “Martini”.

               



En este anuncio de la colonia “Invictus” de Paco Rabanne se puede apreciar el tópico Sapientia et fortitudo.

                                        




En esta imagen tomada para la campaña de alzheimer  “Reflections” se puede reconocer el Collige, virgo, rosas.

                   




En este fotograma de “Los Simpson” se ve reflejado el tópico de Beatus ille.

       





En este anuncio de “Absolute Vodka” se distingue algo parecido al tópico de la Edad de Oro
                     

domingo, 26 de abril de 2015

Creación 5

La cocina del microrrelato: Plato 2.

Ingredientes: sucinto, antología, hollar.


Era un precioso día de verano, cuando me reveló esa faceta oculta suya, que solo conocían unas cuantas personas. Me llevó a su casa y me mostró su amplia antología poética, que era como un tesoro para él. Y mientras me recitaba un sucinto poema que él mismo había compuesto, holló un poco más en mi corazón y, en ese momento, me percaté de que iba a ser imposible hacer desaparecer esa pisada de mi interior.

domingo, 19 de abril de 2015

Creación 4

La cocina del microrrelato: Plato 1.

Ingredientes: Ímprobo, embaucar, correveidile.


Te miré. Recordé cuando nos conocimos. Me enamoré de ti al instante, te acercaste y me embaucaste con tu sonrisa tímida; sin saber que tú tan solo hacías un trabajo ímprobo por tu amiga, siendo su correveidile. Y por eso ahora te amo en silencio.

domingo, 29 de marzo de 2015

Creación 3


Las andanzas y desventuras de Lord Voldemort.

Pues sepa Vuestra Merced, ante todas cosas, que a mí me llaman Lord Voldemort o El-que-no-debe-ser-nombrado, aunque mi nombre completo es Tom Sorvolo Ryddle, que soy hijo del adinerado y asqueroso muggle Tom Ryddle Sr. y la bruja Merope Gaunt.

Y como Vuestra Merced me ha pedido que le cuente el caso por extenso me pareció contarlo desde el principio para que así tenga cumplido relato de mi persona y así vea cuán difícil me resultó intentar invadir el mundo de los magos y de los muggles y como me convertí en el mago más peligroso de todos los tiempos.

De mi infancia poco tengo que contarle. Mi asqueroso padre muggle abandonó a mi madre cuando ella estaba embarazada de mí y un tiempo después de que yo naciera esa inútil murió. Pasé toda mi niñez en un orfanato muggle en el que odiaba a todo el mundo y les hacía la vida imposible con mis poderes psíquicos. Pero un día un extraño hombre con barba llegó a mi “casa” y me dijo que era mago y que debía ir a Hogwarts una escuela de magia.

En mi adolescencia yo seguía siendo un niño muy cruel, no tenía amigos y era muy diestro en defensa contra las artes oscuras, pero en realidad lo que me apasionaban eran las artes oscuras en si. Mi mayor ambición era y sigue siendo ser el amo y señor de todas las criaturas del universo y extinguir a los muggles.

En ese tiempo, tuve la suerte de dar con un libro de magia prohibido en el que leí una forma de hacerte inmortal, a pesar de corromper tu alma, aunque la mía estaba corrompida desde que nací. Tras documentarme más, conseguí saber la manera exacta de hacerme inmortal.

Tan solo me hicieron falta unos cuantos años aterrorizando, asesinando y hechizando a gente para convertirme en el mago más temido de todos los tiempos. Por esas fechas, oí hablar de una pareja de una bruja y un mago que eran muy buenos y obviamente los quise para mi ejército maligno. Y sepa Vuestra Merced, que es en el momento en el que intenté recluirlos cuando cometí el error más grave de mi vida. Al intentar matar al niño pequeño de esa pareja el hechizo rebotó contra mí y me destruyó.

Lo que Vuestra Merced no sabía era que mi alma estaba fragmentada en siete trozos, por eso no podría morir jamás. Por estas razones ahora me encuentro en un estado incorpóreo en el que no puedo hacer nada. Pero sé que conseguiré mi propósito de controlar el mundo.

Y de aquí en adelante lo que me sucediere avisaré a Vuestra Merced.